4 formas de experimentar la Biblia 📖5 min de lectura

Como hemos compartido previamente, como hijos necesitamos reconocer que la Biblia es mucho más que un texto, sino que es la misma voz de Dios con la cual podemos relacionarnos y tener una experiencia con ella.

En este recurso queremos compartirte 4 formas para que sigas creciendo en tu experiencia con las Escrituras. Estas prácticas son herramientas que Dios nos permite usar para poder acercarnos a su palabra de nuevas maneras y ser transformado por ella. No son un fin en sí mismas, el fin siempre es conocerlo más a Él. Oramos para que puedas disfrutar de estas herramientas como un camino para conocer más el corazón de tu Creador y Salvador. ¡Comencemos!

1. Cantar las Escrituras:

Cuando la escritura aún no había sido inventada por el hombre, la manera en que los pueblos prehistóricos transmitían su cultura, historia y creencias era principalmente a través de la música. Antes de la finalidad del mero entretenimiento, la composición rítmica cargaba una importante finalidad, mantener vigente las maneras de pensar de los pueblos. 

Cantar la Biblia te permitirá profundizar tus pensamientos en Dios, ayudándote a meditar en sus verdades y manteniendo vigente en tu vida la cultura del cielo. Generalmente la música tiene el poder de grabarse en nuestra mente gracias a sus melodías. Cuando musicalizamos la Palabra de Dios, hacemos que se haga más presente en nuestros pensamientos. La música tiene el poder de crear ambientes que permitan que la presencia de Dios habite y se mueva con plena libertad.

“Anímense entre ustedes con salmos, himnos y cantos de alabanza. Canten de corazón melodías al Señor.” Efesios 5:19

2. Orar las Escrituras:

La oración es mantener una conversación con Dios. Generalmente experimentamos el orar y las Escrituras como actividades separadas e independientes. Sin embargo, nuestra relación con el Espíritu Santo se profundiza y crece cuando hacemos de estas dos actividades una misma y oramos las escrituras. 

La Biblia nos muestra que hay oraciones que movilizan el corazón del Padre. Si eres papá, sabrás que hay conversaciones con tus hijos que derrite tu corazón de amor, aún cuando sabes que hay veces que cometen errores. Cuando tus hijos te exponen su vulnerabilidad, su verdadera necesidad y en especial cuando desean pasar tiempo contigo, probablemente tu corazón se llena de gozo, amor y bondad. A Dios le sucede lo mismo con nosotros que somos sus hijos.

Muchas veces no sabemos qué orar cuando en nuestros tiempos con Dios. No hay mejor guía guía oración que la propia Biblia. Orar las escrituras, hace que tus conversaciones con Dios se vuelvan realmente eficaces.

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.

Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.” Santiago 5:16-18

Nuestra meta no es orar de acuerdo a nuestros propios deseos sino de acuerdo a la voluntad de Dios. Esto es lo que hizo el profeta Elías y cuando lo hacemos, podemos tener la certeza que Dios responderá.

Puedes experimentar las escrituras orando aquellas palabras que los Apóstoles registraron en el Nuevo Testamento. Las oraciones apostólicas son una guía certera para alinear nuestros tiempos de intimidad con Dios a su voluntad.

3. Memorizar las Escrituras:

El hábito de experimentar las escrituras nace de la necesidad de ser transformados por la palabra de Dios. Como hemos compartido, no solo nos acercamos a un texto sino que nos conectamos con la voz de Dios para conocerlo más y crecer en madurez y entendimiento. Para lograrlo, necesitamos reflexionar sobre lo que leemos. Cuando lo hacemos, accedemos a conocer cada vez más el verdadero funcionamiento del Reino y cuál es nuestro propósito en él.

“Reflexiona en lo que te digo, y el Señor te dará una mayor comprensión de todo esto.” 2 Timoteo 2:7

Memorizar ciertos pasajes de la Biblia nos permite tenerlos presentes en nuestro día y meditar en ellos. Nuestras acciones y nuestra forma de ser siempre responde al sistema de pensamiento que nos guía. Si tu sistema de pensamiento es gobernado por la palabra de Dios, tu manera de vivir será coherente con su voluntad. 

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.” Proverbios 23:7

4. Experimentar las Escrituras a través del arte:

Las imágenes se conectan con nuestras emociones y nos permiten descubrir verdades profundas. Ellas pueden ser disparadores poderosos que nos ayuden a recordar las historias y conectarnos con las verdades de la Biblia. Una pieza de arte inspirada en la Biblia puede traernos un “nuevo mirar” sobre pasajes ya conocidos. 

Mientras que las palabras de un texto son retenidas por nuestro cerebro solo por algunas horas, una imagen puede quedar grabada en nuestra mente por días. Es por eso que una obra artística sobre las escrituras puede abrirnos la puerta a sostener la reflexión de esa porción bíblica en un mayor plazo. Como frecuentemente el arte requiere profundidad de pensamiento para entenderlo, te demandará ralentizar tu lectura y meditar más profundamente en el pasaje con el que estás experimentando a Dios.

En la presencia del Espíritu Santo, combinas el recurso del arte y las inspiradas palabras de la Biblia permitiéndote experimentar a Dios y su voz de una nueva manera. Recuerda que El Padre es el artista por excelencia. Nosotros somos su mayor obra maestra.

Para concluir, recuerda que estas son solo algunas formas que estamos desarrollando. Existen muchas maneras más para profundizar tu experiencia con las escrituras y te animamos a que las descubras junto al Espíritu Santo. Estas prácticas son herramientas que Dios nos permite usar pero no son un fin en sí mismas. El fin siempre es conocerlo más a Él, como decimos en nuestra comunidad de entrenamiento, nos enfocamos en crecer en conocimiento de la Palabra a través de EXPERIENCIAS con Dios.

Bendiciones,

Equipo TTL Training.

¿te gusto el artículo?

Share on facebook
Share on telegram